PROYECTO MARESME

El proyecto Maresme fue un gran reto. Se trataba de organizar y ordenar tres armarios de tres chicas adolescentes. Su madre me pidió ayuda ya que era imposible mantener los armarios ordenados y nunca encontraban lo que buscaban «siempre tenemos más ropa de la que necesitamos y en la etapa de la adolescencia se multiplica». Hablé con ellas para explicar lo que haríamos y como lo llevaríamos a la práctica. Les encantó la idea de poder tener un armario donde todo fuera visible. Descartamos muchísimo, hicimos cuatro selecciones de ropa. Primera la que les gustaba y se quedaba, la segunda… la que íbamos a regalar, la tercera para vender (incluso encontramos ropa con etiquetas), y la cuarta para donar en este caso a Cáritas. Una vez organizadas las bolsas empezamos a doblar y colgar toda la ropa. Fue el momento que más gustó. Al final fue un aprendizaje fantástico, ellas estaban encantadas y yo feliz de poder contribuir a crear este maravilloso cambio, dejamos fluir toda la energía estancada y como dice Marie Kondo «ORGANIZAR ES MÁGICO». Gracias chicas ¡¡¡¡ aprendí mucho con vosotras.

Comentarios positivos pasadas tres semanas. «Lo estamos manteniendo y así seguirá» y » está todo perfecto¡¡».